La Revolución de Ayutla
¿Qué te pareció esta información?
ImprimirImprimir Reducir fuente Tamaño original de fuente Aumentar tamaño Bookmark and Share

Indice

Introducción

Cronología

Fuentes documentales

Bibliografía

 

 

 

Introducción

La Revolución de Ayutla

Raúl González Lezama

 

El último gobierno de Antonio López de Santa Anna resultó ser un auténtico fracaso, lejos de lograr la unidad y estabilidad política que se esperaba obtener cuando se le permitió establecer un gobierno fuerte que se creía necesario para obtener esos objetivos, consiguió un gobierno tiránico que lastimaba a todas las esferas de la sociedad. Salvo algunas manifestaciones menores que fueron duramente suprimidas, la mayoría de los grupos carecían de las armas y la organización necesarias para oponerse al dictador.

Los únicos posibles adversarios de Santa Anna eran los caciques locales quienes, contaban, al menos en su reducido espacio geográfico, con elementos necesarios para disputarle el poder. Por esta razón, el gobierno central realizó una serie de reformas que pretendían ir minando las fuerzas y apoyos de estos hombres fuertes. Así el 31 de octubre de 1853, el coronel Florencio Villareal fue destituido de la comandancia principal de Costa Chica, ordenándole que se presentara en la capital de la República. Temeroso de posibles represalias por su cercanía a Juan Álvarez, Villareal no se presentó pretextando una enfermedad.

En enero del año siguiente Ignacio Comonfort fue separado de la Aduana de Acapulco de la que era administrador. Un poco más tarde, el gobierno central tuvo noticia o fabricó la existencia de una conspiración de Faustino Villalba, quien en combinación con Villareal y patrocinados por Juan Álvarez pretendía pronunciarse con 150 hombres en Cacahuamilpa.

 

Para sofocar esta supuesta amenaza, el gobierno pensó trasladar al Departamento de Guerrero a algunos cuerpos del ejército a los que tenía mayor confianza, y posteriormente hacer una renovación de las autoridades, dejando fuera del juego político a Juan Álvarez. Para evitar suspicacias, Santa Anna comunicó a Álvarez que el movimiento de tropas tenía por objetivo asegurar el puerto de Acapulco; que se hallaba amenazado de una invasión que en la California organizaba el conde Raouset de Boulbon. Bajo esta burda escusa se  dispuso entonces que saliesen para Acapulco el 11° batallón permanente y el 2° activo de Puebla y renovando la orden para que Florencio Villareal se presentara en la capital “aunque fuera en camilla”.

Decidido a no permitir que la maniobra fructificara, el 27 de febrero expidió una proclama desde su hacienda La Providencia, excitando a las fuerzas que le eran fieles a no tolerar ya la tiránica administración de López de Santa Anna de quien decía:

 

Por medio de intrigas y tortuosos manejos asaltó el general Santa-Anna el poder supremo pocos meses ha, quien pérfido como siempre, burlando a los crédulos y apoyándose en los proyectos, quiere sojuzgar a la nación, sin tener en cuenta la mayoría inmensa de mexicanos que marcaremos el hasta aquí a sus temerarios avances. Preciso es destruir su error, para que redunde en bien del país lección tan provechosa.

 

¡Valientes compatriotas! Don Antonio López de Santa-Anna, que a su arbitrio dispone de los destinos de nuestra patria, sirve de ciego instrumento a un partido detestable que no contento con nuestra independencia, y enemigo jurado de la libertad, trabaja sin descanso por arrebatarnos esos preciosos bienes, cuya conquista nos costara cruentos sacrificios. (documento 1).

 

En ese momento se declaraba ya en franca rebeldía y por lo tanto, junto con Ignacio Comonfort convino en la necesidad iniciar un levantamiento en forma que derrocara de una vez por todo al dictador para lo cual en la misma hacienda se reunieron con el general Tomás Moreno, que era el segundo jefe de la comandancia del Estado de Guerrero, el Lic. Trinidad Gómez, Diego Álvarez y Eligio Romero y allí redactaron el que hoy conocemos como el Plan de Ayutla (documento 2). En este documento se declaraba que cesaban en el ejercicio del poder público Santa Anna y los demás funcionarios que hubiesen desmerecido la confianza de los pueblos; al triunfo del movimiento se convocaría a un representante por cada Estado o Territorio, quienes elegirían presidente interino quien a los quince días de haber entrado en funciones, convocaría un Congreso extraordinario que constituyera a la nación en forma de República representativa popular. El ejército sería cuidado y atendido, el comercio protegido liberalmente y puesto provisionalmente en vigor el arancel aduanal promulgado durante la breve administración de Juan B. Ceballos (documento 3). Desde ese momento fueron derogadas las leyes sobre sorteos, pasaportes, capitación.

Se determinó que quienes se opusieran al plan serían tratados como enemigos de la independencia nacional, y por otra parte se invitaba para que lo suscribieran y apoyaran a los generales Nicolás Bravo, Juan Álvarez y Tomás Moreno.

 

Una vez acordado y redactado el plan, se resolvió que lo proclamara el coronel Florencio Villareal, quien lo hizo en la Villa de Ayutla el 1 de marzo de 1854, siendo casualmente ese día Miércoles de Ceniza. En Acapulco Ignacio Comonfort hizo algunas modificaciones al texto del plan original, tratando principalmente de atraer al movimiento a los federalistas (documento 4).

 

            Cuando en la capital se tuvo conocimiento de lo ocurrido en Ayutla, se intentó estrangular el movimiento evitando que se extendiera por el resto de la República dictándose órdenes a los departamentos de Puebla, Oaxaca, Michoacán y México para que reforzaran sus guarniciones en las poblaciones limítrofes con el de Guerrero mientras que se organizaba una expedición compuesta de cinco mil efectivos y suficientes provisiones para la campaña que dirigiría en persona el propio Santa Anna.

            El 16 de marzo el presidente abandonó la ciudad de México confiado en que obtendría un fácil victoria, suposición que fue reforzada cuando En el punto conocido como el Coquillo, en el cruce del río Papagayo, tuvo lugar el 13 de abril de 1854, el primer enfrentamiento entre las tropas de Santa Anna y las revolucionarias comandadas por el coronel Villareal quien llevó la peor parte en la acción, quedando prisioneros en poder de Santa Anna dos oficiales revolucionarios José Miguel Indart, capitán de la primera compañía de San Marcos y el también capitán Nicanor Vargas del Batallón de Costa Chica.

            En Acapulco Ignacio Comonfort quien tan sólo contaba con 600 hombres se hizo atrincheró en el fuerte de San Diego desde donde repelió con éxito el ataque de las tropas oficiales y rechazó la oferta de Santa Anna de entregar la plaza a cambio de un soborno de 100 mil pesos.

            Ante los pobres resultados y las condiciones climáticas desfavorables Santa Anna se decidió a levantar el asedio sobre San Diego y retirarse.

En su repliegue Santa Anna destruyó todas las rancherías de las inmediaciones de Acapulco y redujo a escombros los pueblos de Las Cruces, La Venta, Dos Arroyos, Cacahuatepec. Pero no salió indemne pues durante su camino fue constantemente hostilizado por las fuerzas de Tomás Moreno que el 30 de abril de 1854 le presentó batalla formal en el Cerro del Peregrino. Santa Anna perdió en esa jornada más de trescientas bestias, la mayor parte cargadas de víveres, municiones, armas y equipajes que fueron repartidas por el general Moreno entre los vecinos de las inmediaciones que habían sufrido por las devastaciones de sus pueblos.

            Cuando el presidente Santa Anna regresó a la capital de la República, fue recibido como un triunfador, pues se anunció que la campaña había sido un éxito, pero la verdad pronto se hizo manifiesta. Lejos de apaciguar a los rebeldes, nuevos brotes de insurrección estallaron en el territorio nacional.

            En Michoacán el primero en sumarse a la revolución fue Gordiano Guzman, quien encontró un fin trágico pero cuyo ejemplo alentó a Epitacio Huerta, Manuel García Pueblita y otros más que corrieron con mejor suerte.

En el norte Santiago Vidaurri se pronunció y en pocos días tomó la ciudad de Monterrey, por su parte, en Ciudad Victoria, Juan José de la Garza se levantó en armas, mientras que Vicente Vega lo hacía en San Luis Potosí.

 

A Principios de diciembre la revolución en el Sur tuvo un gran impulso pues Ignacio Comonfort regresó de los Estados Unidos con abundantes recursos en armas, municiones y dinero, que permitieron a los revolucionarios tomar la iniciativa, obtener triunfos importantes y expandir su área de influencia.

            La situación se volvió insostenible para el régimen y así Antonio López de Santa Anna abandonó la capital el 9 de agosto de 1855, renunciando al cargo de presidente de la República unos días más tarde en Perote. (documento 5). Al día siguiente la guarnición de la Ciudad de México se adhirió al Plan de Ayutla poniendo fin al conflicto (documento 6).

 

Cronología

 Octubre de 1853.- Antonio López de Santa Anna destituye a Florencio Villareal de la comandancia militar de la Costa Chica, afectando los intereses de Juan Álvarez.

 

Enero de 1854.- Por órdenes de Santa Anna, Ignacio Comonfort es separado de su cargo de administrador de la Aduana de Acapulco.

 

1 de marzo de 1854.- Redactado en la hacienda La Providencia, propiedad de Juan Álvarez, el coronel Florencio Villarreal proclama el Plan de Ayutla en contra de la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

 

10 de marzo de 1854.- Nicolás Bravo, desde su hacienda de Chichihualco, se pronuncia en contra del Plan de Ayutla y llama a la nación a continuar bajo el gobierno de Antonio López de Santa Anna.

 

11 de marzo de 1854.- en Acapulco, Ignacio Comonfort reforma el Plan de Ayutla. Dicho plan desconocía a Antonio López de Santa Anna, se nombraría un presidente interino que convocaría a un congreso que constituiría a la nación en una república representativa popular, regida por instituciones liberales.

 

13 de marzo de 1854.- En Venta Vieja Juan Álvarez escribió a Comonfort, que aceptaba el honor de ponerse al frente de las tropas que formarían el Ejército Restaurador de la Libertad que sostendría el Plan de Ayutla reformado en Acapulco.

 

16 de marzo de 1854.- Al frente de una división de cinco mil hombres, Antonio López de Santa Anna sale de la Ciudad de México para combatir a los rebeldes, dejando depositado en el Ministerio de Relaciones el pliego en que designaba la persona o personas que debían sucederle en el mando, para el caso de que no pudiera volver.

 

30 de marzo de 1854.- Antonio López de Santa Anna, acompañado de Santiago Blanco, ministro de Guerra, entra en Chilpancingo donde es objeto de una fastuosa recepción.

 

11 de abril de 1854.- Gordiano Guzmán, antiguo insurgente y guerrillero liberal, es fusilado en Huetamo por el coronel Francisco Cosío Bahamonde.

 

13 de abril de 1854.- en el punto conocido como el Coquillo, en el cruce del río Papagayo, tiene lugar el primer enfrentamiento entre las tropas de Santa Anna y las revolucionarias. el éxito fue contrario a los revolucionarios. El jefe de las tropas pronunciadas que se batieron en esa acción fue Florencio Villarreal.

 

16 de abril de 1854.- Ignacio Comonfort ante el avance de las tropas santanistas sobre la plaza, declara a Acapulco en estado de sitio.

 

19 de abril de 1854.- Ignacio López de Santa Anna arriba a las afueras del puerto de Acapulco e invita a parlamentar a Comonfort quien rechaza la oferta.

 

20 de abril de 1854.- Antonio López de Santa Anna ataca sin éxito, en dos ocasiones, el fuerte de San Diego, defendido por Ignacio Comonfort. Un representante de Santa Anna intentó sobornar a Comonfort con una libranza de 100 mil pesos, pero fue rechazado.

 

22 de abril de 1854.- mueren Nicolás Bravo y su esposa en su hacienda de Chichihualco. Los rumores de la época afirman que fue asesinado por orden de Santa Anna por negarse a colaborar con él en contra de los revolucionarios de Ayutla.

 

25 de abril de 1854.- en Acapulco, Antonio López de Santa Anna traslada su campamento de las Huertas a las lomas del Herrador.

 

26 de abril de 1854.- en Acapulco, Antonio López de Santa Anna desiste de atacar el fuerte de San Diego y se retira con dirección a la Ciudad de México.

 

—En Washington, el Senado norteamericano aprueba el Tratado de la Mesilla.

 

30 de abril de 1854.- tiene lugar la batalla del Cerro del Peregrino entre las fuerzas santanistas y las revolucionarias comandadas por Tomás Moreno y Encarnación Álvarez.

 

4 de mayo de 1854.- En su retirada rumbo a la Ciudad de México, Antonio López de Santa Anna llega a Chilpancingo, donde permanecerá hasta el día 7 de mayo.

 

7 de mayo de 1854.- Tras abandonar Chilpancingo, Santa Anna es atacado por Faustino Villalba en el paso de Mescala.

 

16 de mayo de 1854.- en la Ciudad de México, es recibido con un arco triunfal el general Antonio López de Santa Anna.

 

24 de mayo de 1854.- el Ministerio de Guerra ordena al comandante militar del estado de Guerrero que sea incendiado todo pueblo que se manifieste contrario al Supremo Gobierno y se ejecute a todo individuo sorprendido con las armas en la mano.

 

31 de mayo de 1854.- en México, se ratifica el Tratado de la Mesilla.

 

7 de julio de 1854.- Juan José de la Garza, gobernador de Tamaulipas, se pronuncia en Ciudad Victoria por el Plan de Ayutla.

 

9 de julio de 1854.- en nombre de la Revolución de Ayutla, Anacleto Tavares toma Coyuca, Guerrero.

 

23 de julio de 1854.- Antonio Diez de Bonilla, gobernador del Distrito Federal, promulga un bando contra los murmuradores, que serán juzgados como conspiradores conforme a la ley de 1 de agosto de 1853.

 

24 de noviembre de 1854.- fuerzas liberales encabezadas por Epitacio Huerta y Manuel García Pueblita atacan Morelia, defendida por los generales Domingo Echegaray y Ramón Tavera.

 

1 de diciembre de 1854.- inicia un plebiscito convocado por Santa Anna preguntando si debe continuar en la presidencia.

 

El 9 de diciembre de 1854.- Tomás Moreno se enfrenta en la acción de Calvario, cerca de Petatlán, Guerrero, a Félix Zuloaga.

 

12 de diciembre de 1854.- Marcial Caamaño se pronuncia en Huamuxtitlán por el Plan de Ayutla.

 

13 de diciembre de 1854.- Juan Álvarez invita al general santanista Félix Zuloaga a unirse con su brigada a la Revolución de Ayutla.

 

El 14 de diciembre de 1854.- Cuautla se adhiere al Plan de Ayutla.

 

El 19 de diciembre de 1854.- en Huajuapan se pronuncia el coronel Francisco Herrera por el Plan de Ayutla.

 

13 de enero de 1855.- en la Hacienda de Nuzco se enfrenta Félix Zuloaga contra tropas revolucionarias comandadas por Tomás Moreno.

 

16 de enero de 1855.- después de ocho días de sitio, Huetamo cae en manos de los revolucionarios comandados por Luciano Martínez e Ignacio Díaz. El defensor de la plaza, el coronel santanista Francisco Cosío Bahamonde, es fusilado al día siguiente.

 

18 de enero de 1855.- la brigada de Félix Zuloaga acuerda desconocer al gobierno de Santa Anna y engrosar las filas revolucionarias. Zuloaga se rinde a Florencio Villarreal.

 

2 de febrero de 1855.- justificado en el plebiscito que convocó el año anterior, Santa Anna expide un decreto en el que declara que es voluntad de la nación que permanezca al frente del gobierno.

 

26 de febrero de 1855.- fuerzas revolucionarias toman la ciudad de Chilapa, Guerrero.

 

3 de marzo de 1855.- desde Iguala, Guerrero, Antonio López de Santa Anna da órdenes al comandante militar de México para que Antonio Haro y Tamaríz sea aprehendido y expulsados de la capital Octaviano Muñoz Ledo, Mariano Riva Palacio, Furlong y otros a quienes considera desafectos a su régimen.

 

10 de marzo de 1855.- en Chilpancingo, Guerrero es fusilado el revolucionario Francisco Rosendo Moreno, quien había sido hecho prisionero en la acción de Petaquillas el 23 de febrero.

 

1 de abril de 1855.- tropas fieles al gobierno de Santa Anna entran sin resistencia en Zitácuaro.

 

20 de abril de 1855.- el general liberal Santos Degollado toma Puruándiro.

 

22 de abril de 1855.- Miguel Negrete se pronuncia en Zamora en favor del Plan de Ayutla.

 

El 5 de mayo de 1855.- Santa Anna y su ministro de Guerra, Santiago Blanco, entran en Morelia.

 

13 de mayo, en Lampazos, Nuevo León, el general Santiago Vidaurri se pronuncia contra la dictadura de Santa Anna con el Plan Restaurador de la Libertad.

 

15 de mayo de 1855.- Antonio López de Santa Anna ocupa Zamora, abandonada por Miguel Negrete sin presentar batalla. Si bien los revolucionarios abandonaban sus posiciones, no se rendían por lo que la campaña en su contra no puede juzgarse exitosa.

 

23 de mayo de 1855.- Santiago Vidaurri toma Monterrey y se declara gobernador y comandante militar de Nuevo León.

 

25 de mayo de 1855.- la Villa de Guerrero, Tamaulipas, se pronuncia en favor de la revolución.

 

9 de junio de 1855.- Declarando haber obtenido buenos resultados de su campaña sobre Michoacán, Antonio López de Santa Anna regresa a la Ciudad de México, sin embargo la revolución continúa y obtiene apoyo de varios puntos de la República.

 

7 de julio de 1855.- el general Ignacio de la Llave se pronuncia en Orizaba a favor del Plan de Ayutla.

 

El 22 de julio de 1855.- Ignacio Comonfort toma Zapotlán el Grande, Jalisco.

 

29 de julio de 1855.- Dolores Tosta esposa de López de Santa Anna salé de la capital de la República. La opinión pública lo interpreta como un signo de la próxima renuncia de Santa Anna a la presidencia.

 

29 de julio de 1855.- Colima se adhiere al Plan de Ayutla y Comonfort la ocupa sin resistencia.

 

8 de agosto de 1855.- para sucederlo en el poder ejecutivo, Santa Anna nombra un triunvirato compuesto por Ignacio Pavón, presidente de la Suprema Corte, y los generales Mariano Salas y Martín Carrera.

 

9 de agosto de 1855.- a las tres de la mañana, Antonio López de Santa Anna sale de la Ciudad de México escoltado por un regimiento de lanceros y se dirige a Veracruz.

 

12 de agosto de 1855.- Antonio López de Santa Anna publica en Perote un manifiesto redactado en su finca El Encero donde renuncia a la Presidencia de la República.

 

13 de agosto de 1855.- el Ayuntamiento y la guarnición de la capital se pronuncian por el Plan de Ayutla y declaran presidente interino al general Rómulo Díaz de la Vega, quien nombra una junta de representantes de la nación, compuesta por dos individuos de cada departamento. La población de la capital saqueó las propiedades de familiares de Santa Anna y de sus partidarios.

 

14 de agosto de 1855.- la junta de representantes en la capital nombra presidente al general Martín Carrera.

 

18 de agosto de 1855.- Antonio López de Santa Anna se embarca en Veracruz en el “Iturbide” rumbo al exilio.

 

4 de octubre de 1855.- En Cuernavaca de acuerdo con el Plan de Ayutla, es elegido como presidente interino de la Republica el general Juan Álvarez.

  

 

Fuentes documentales

 


a) Proclama de Juan Álvarez en la Hacienda de la Providencia, 27 de marzo de 1854.

b) Plan de Ayutla.

c) Arancel aduanal de Juan Bautista Ceballos.

d) Plan de Ayutla reformado en Acapulco.

e) Proclama y renuncia a la presidencia de la República de Antonio López de Santa Anna.

e) Acta de Adhesión de la Guarnición de la Ciudad de México al Plan de Ayutla.

 

 

Bibliografía

Fowler, Will, Santa Anna, Xalapa, Universidad Veracruzana, 2010.

Producto de una investigación de varios años, Fowler presenta una interpretación del personaje basado no exclusivamente en sus acciones como gobernante, sino considerando también otros momentos de su vida. Contribuyen también a la explicación las acciones de sus seguidores más fieles y en especial las de su amigo el general José María Tornel.

González Pedrero, Enrique, País de un solo hombre: el México de Santa Anna, volúmenes I y II, México, Fondo de Cultura Económica, 1993. Concebida para ser una obra en tres volúmenes, han sido publicados los dos de ellos. El primero inicia en 1794 con el nacimiento de Santa Anna y concluye en 1829, en el segundo volumen, el autor arranca en el intento de reconquista de Barradas hasta la campaña de Texas de 1836.

López de Santa Anna, Antonio, Mi Historia militar y política, 1810-1874: Memorias, México, Lindero Eds, 2001. Autobiografía de Antonio López de Santa Anna publicada por primera vez por Genaro García en 1905.

 

Portilla, Anselmo de la, Historia de la Revolución de México contra la dictadura del general Santa-Anna. 1853-1855, México, Imprenta de Vicente García Torres, 1856. Fue la primera obra publicada sobre la Revolución de Ayutla, es interesante resaltar que la no concluye con la renuncia de Santa Anna en agosto de 1855, sino que continúa con la primera campaña sobre Puebla encabezada por Antonio Haro y Tamariz, hasta la ocupación de los bienes del Obispado de Puebla.

Última modificación:
19/11/2014 06:22:59 PM 18:22:59 por


INSTITUTO NACIONAL DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE LAS REVOLUCIONES DE MÉXICO
ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2014
-POLÍTICAS DE PRIVACIDAD-
Francisco I. Madero No 1, Col. San Ángel,
Delegación Álvaro Obregón, C.P. 01000, Ciudad de México
Comentarios INEHRM